5 de septiembre de 2016

UN VERANO SIN BIBLIOTECA, NO ES VERANO

Como ya os comenté, nuestra semana de vacaciones fue muy intensa. 

Pasar unos días con la familia, rodearse de entornos bonitos, caminar por calles adoquinadas, visitar bibliotecas... Sí!!! Lo de visitar bibliotecas es una actividad que solemos hacer durante todo el año, y en verano no va a ser diferente...

No a todo el mundo le gusta la lectura, por suerte, a nosotros nos apasiona y ésto a influido en nuestros hijos. Nuestra casa está repleta de libros infantiles, revistas, diarios, libros de auto ayuda, de decoración, de aventura...  no nos cansamos de leer y leer.


Biblioteca de Écija - Sevilla

Cuando mi cuñado me comentó que tenía que ir a devolver unos libros a la biblioteca, a Gerard y a mi se nos pusieron los ojos como platos!! "Ah claro... pues vamos!!!"

La verdad que salir entre las 11 y las 17h por Écija, es una locura... pero el camino hasta el centro por la sombra, tampoco se nos hizo tan pesado ni sofocante. Hemos tenido la suerte, este año el calor no ha querido apretar mucho durante la semana que estuvimos de visita.

Biblioteca de Écija - Sevilla

Techos enormes con bigas de madera, el color blanco predominante, arcos separando estancias, puertas de madera antiguas. Todo me parecía precioso. Un lugar ideal para desconectar y sumergirte en la divertida aventura de la lectura. Solo una pega, me faltaban las plantas. En un lugar tan bello y con tanto espacio... el verde se hacía ausente.

Biblioteca de Écija - Sevilla

El típico patio interior andaluz, se convierte en la zona central dedicada al estudio y la búsqueda de información.
Luz natural por todas partes, arte y literatura a rebosar en estanterías antiguas que perduran en el tiempo gracias al buen mantenimiento. No pude hacer la foto más general ya que había jóvenes estudiando, pero os podéis imaginar el gusto que da ver a tanta juventud sentada frente a un libro, ya sea de texto repasando las asignaturas pendientes o de aventuras disfrutando de la buena lectura al fresco del aire acondicionado, en las horas de más calor. La biblioteca estaba muy concurrida.


Gerard lo pasó en grande en compañía de sus primos. No dudó un segundo en buscar aquello que más le gusta, un libro de Geronimo Stilton!!! Son su pasión. 


Para Xavi fue toda una aventura, ya que no está acostumbrado a que en la biblioteca se permita jugar. Así que después de leer un libro, no pudo resistirse a coger uno de los coches y ponerse a jugar en silencio.

Una zona infantil adaptada a varias edades y con zona de juego disponible, permite que familias con hermanos con mucha diferencia de edad, puedan compartir momentos de lectura y juego, siempre respetando el silencio y el orden que se respira en una biblioteca. 

No puede hacer la foto más amplia, porque habían otros niños jugando. Detrás de los puffs se aprecia una zona enmoquetada para jugar libremente a construcciones o leer tumbado... Me encantó!!

La vida siempre te sorprende, y esta vez no fue para menos. Uno de los trabajadores de la biblioteca, resulta que veranea en nuestro pueblo porque ha vivido muchos años de pequeño. Hemos ido al mismo colegio aunque no hemos coincidido por la diferencia de edad. Vivíamos a tan solo tres calles... Quién sabe, seguro que algún día nos volvemos a cruzar por el barrio. El mundo es un pañuelo.

¡¡FELIZ LUNES!!

No hay comentarios: