23 de mayo de 2012

CRÓNICAS DE UN CARACOL EN CASA

Ya nos hemos informado muy mucho de lo que pasa con los huevos que pone un caracol.
Y es que lo engañamos un poquito, claro esto sin saberlo, porque al meterlo en nuestro cubilete mi marido también le puso una closca de caracol vacía y claro... pensó que podría procrear.

Nosotros enterramos los huevos al ponerlo en el terrario, pero claro... jamás saldrán si no los fecunda otro caracol... así que nuestro proceso de cría ha resultado fallido.

Pero no todo tenía que ser malo....


Lo sacamos cada día, lo lavamos, le damos de comer, le hablamos, jugamos... y lo que más nos ha sorprendido es que le encanta que lo acaricien... por la parte de la cola en su barriga... sí sí en la barriga...


Y nada... una vez lo hemos pasado en grande todos juntos... se va a su terrario, acaba de comer, disfruta de la tierra fresquita... y a dormir!!!


Porque no veas cómo duerme, se tira casi todo el día encerradito en su cascarón... pero en cuanto le hablamos... sale a saludarnos

¡¡¡MENUDA MASCOTA!!!

Debo agradecer a los paseos de mi padre el que tenga cada día su hinojo bien fresco...



3 comentarios:

nana pip dijo...

me encanta ! no sabía lo del hinojo jiji

Angels Rodriguez dijo...

Hola cielo!! Los huevos los ponen fecundados,como las tortugas,que los ponen enterrados y al tiempo salen.
Si aun los conservais quiza haya alguna opcion a que salgan si los teneis bien enterrados y humedos.
Ya nos ireis informando.
Besitos!!

Àngels :: Blaucel*

Ana Márquez dijo...

Ah si? Pues me dijeron que necesitaban de otro caracol!! Ahhhh que a lo mejor sí salen!!! Sí están super enterrados con la tierra húmeda y no les da el sol para nada... así que a ver qué pasa de aquí a unos 15 o 20 días!!! Ya os contaré.
Qué ilusión, gracias por la información!!! La que leímos nosotros no sería fiable....