3 de noviembre de 2011

HABÍA UNA VEZ... UN BARQUITO CHIQUITITO

Había una vez, un barquito chiquitito.
Había una vez, un barquito chiquitito.
Que no podía, que no podía, que no podía navegar.
Pasaron un, dos, tres, cuatro, cinco, seis semanas.
Pasaron un, dos, tres, cuatro, cinco, seis semanas.
Y aquél barquito, aquél barquito, aquél barquito NAVEGÓ