29 de marzo de 2012

HOGAR, DULCE HOGAR ...

Porque ahora en primavera, con este sol tan agradecido, pasamos la mayor parte del día fuera...

Al salir del cole, nos vamos todos al parque y, mientras los peques disfrutan jugando, saltando y corriendo; nosotros nos ponemos al día sobre lo cotidiano. Agradables charlas entre amigos en un banco contemplando la montaña... respirando el aire fresco que en breve marchará y disfrutando del calorcito en nuestra piel.

Pero... es que llegamos tan tarde a casa... que la echo de menos!!!

Somos muy caseros, nos gustan las tardes de manualidades en familia y amigos, las recetas divertidas en la cocina mientras nos damos cuenta de que oscurece, el preparar un jarrón de flores y contemplarlo mientras penetra la luz del sol en nuestro salón...



Y es que son tantas las cosas que quiero hacer en casa... que me da penita no ver la luz del sol dentro de ella... esperar al fin de semana se me hace muy largo... y normalmente tampoco es que paremos mucho en casa. 

TE ECHO DE MENOS HOGAR

Aunque cuando llego te intento disfrutar al máximo, con luz natural o sin ella!!


1 comentario:

maria eugenia dijo...

me recuerdas a mí en estos días jajajaaj. feliz día wapa